¿Cuando empezamos?

04.02.2020

Lo primero es entender los costos, nuestra asesoría tiene un costo, pero embarcarnos en una inversión requiere de compromiso y confianza de ambas partes, por eso las obligaciones son respaldadas en un contrato celebrado ante un notario público.

Si bien es su capital, nuestra participación se divide en los siguientes segmentos:

A. Gastos Directos: Es necesario para empezar, quedar al día con nuestros principales proveedores, ellos son la Luz, la compañia de Agua y alcantarillado y las contribuciones, sin lugar a dudas, el principal socio de cualquier empresa es el FISCO. Además, la rentabilidad dependerá directamente de la calidad de nuestro producto, es por ello que incurrirá en gastos de remodelación, para lo cual le entregaremos un presupuesto. 

B. Legal: La escrituración e inscripción de la propiedad, los trámites legales asociados, gastos de Notaría y otros relacionados están directamente vinculados a la gestión de un abogado, es por ello que sus honorarios son un punto aparte del presupuesto. En este apartado es necesario contemplar al menos un millón de pesos. 

C. Gastos Administración Remates: Puede tomar nuestras suscripción mensual acerca de información de los remates llevados a cabo de la zona, en caso de hacerlo, consideraremos tal un abono al 8% del valor de adjudicación que corresponde a nuestra comisión, al momento de comprar. 

Además, al momento de vender, y gestionando nosotros tal acto (corretaje y gastos de venta), el costo asciende a un 25% del delta entre el valor de adjudicación y el valor de venta del inmueble.

D. Comisión Venta Propiedad IVA Viviendas: La reforma tributaria del 2016 terminó por aplicar IVA a aquellas compraventas de inmuebles que cumplan con los criterios de habitualidad en el descritos, por ende, como inversor, el 19% al mayor valor del momento de la enajenación.

Si tiene en cuenta estos factores, contáctenos y comencemos con esta inversión.